• The Idea Plan

Caló des Moro

Actualizado: 11 de jun de 2018

El encanto que tiene esta playa es que hay muchísimas cosas que ver y hacer: recorrer los senderos alrededor de Caló des Moro, visitar las casetas de pescadores y bañarse en la playa de Cala S'Almunia. Desde allí parte la excursión a Cala Marmols (12 km- 4 horas ida y vuelta).

Aparcar cerca no es fácil y durante los meses de verano imposible. Sólo caben unos 30 vehículos en la calle de Caló des Moro o en el Camí de Cala Llombards. Después se debe continuar a pie. Aconsejamos usar la línea de bus L505 de TIB (horarios) que va desde Santanyí y para en Caló des Moro. Otra opción que a nosotros nos va muy bien es aparcar en Cala Llombards y caminar 2km por la costa hasta Caló des Moro.


Lo primero que te encuentras al bajar es que Cala S'Almunia, está dividida en dos partes. A la izquierda un pequeño puerto de barcas y casetas, y a la derecha una pequeña playita de arena.




Desde Cala S'Almunia se tardan unos 5-10 minutos andando hasta llegar a Caló des Moro. Esta playa es una joya en Mallorca y por eso es tan popular, pero sin duda, merece la pena ir a visitarla. A nosotros personalmente nos gusta ir a Caló des Moro los meses de primavera e invierno, pero no podemos negar que nos encanta nadar en verano y explorar las cuevas que hay por la zona.



No solo apetece tumbarse en la arena y bañarse en sus aguas cristalinas, sino que vale la pena llevarse las gafas de agua, practicar snorkel y visitar las distintas cuevas. También se puede recorrer los senderos que la rodean. Cuando visitamos esta playa, nos gusta torcer a mano derecha y seguir el camino hasta subir a unas rocas altas.

¡Desde estas rocas se ven ambas calas! Desde luego es un lugar muy relajante a la vez que no apto para gente con vértigo ;)



Nos despedimos de esta fantástica parte del sureste de Mallorca, pero sabemos que nos volveremos a ver pronto.